El 8 de marzo se conmemora el día en que 140 mujeres perdieron la vida en un incendio en una fábrica de textiles en Nueva York.

Por esta situación se pusieron en la agenda internacional los derechos de las mujeres trabajadoras.

Ver más: Así funcionan los refugios de mujeres en Escobedo

Un grupo de mujeres de la empresa Cotton reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y un tiempo para poder darles leche materna a sus hijos.

El dueño de la fábrica, para acabar con la protesta, decidió cerrar las puertas de la fabrica y quemar a todas las que estaban adentro.

La masacre sirvió para que las autoridades crearan conciencia acerca de la desigualdad y discriminación que sufre el sexo femenino. Las leyes estadounidenses mejoraron la seguridad en el trabajo, principalmente en sector industrial.

El sindicato Women’s Trade Union League y el International Ladies’ Garment Workers Union organizaron protestas contra la tragedia. Un desfile funerario silencioso reunió a una multitud de 100 mil personas.

Simultáneamente en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza celebraron el 19 de marzo de 1911 como el primer Día Internacional de la Mujer, hicieron mítines en donde asistieron más de un millón de mujeres exigiendo igualdad con el hombre, su derecho al voto, al trabajo, a ocupar cargos públicos y a la crecimiento profesional, pero principalmente a no ser discriminadas.

Fue la ONU en 1977 que declaró el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

El color morado se usa en este día para conmemorar a las mujeres calcinadas quienes ese día hicieron telas de este color.

Ver más: Ellas empoderan a la mujer neolonesa