La madrugada del sábado fue detenida una oficial de Tránsito de Monterrey en un operativo alcohólico del municipio de García.

Al ver dicho operativo, la oficial, quien conducía una camioneta Liberty, emprendió la huida desatando una persecución por la avenida Lincoln y Libramiento Noreste, quien en su intento por huir bajo los influjos del alcohol perdió el control estrellándose con una barrera metálica de contención, causando daños al municipio y a otra camioneta que circulaba.

Ver más: Diego Santoy, a 13 años de las verdades y las mentiras

f53f8a52 dbf2 40d0 bb20 70bed5f77a1e

ccec6c9e e728 4c17 8fd3 663e8bb54039

Al chocar y ver que su camioneta ya no circulaba, bajó del vehículo junto con un hombre calvo, para irse a esconder a una colonia cercana al accidente.

Sin embargo fueron alcanzados por oficiales de Policía de ese municipio y al cuestionarlos, la mujer, demasiado agresiva, les gritaba:

“somos los mismos”

f6357abb a2c8 41ef 92bf 80211382adae

Ya que ella era la comandante encargada del operativo antialcohol de la ciudad de Monterrey. Les gritaba que la soltaran ya que iba a hacer unas llamadas a sus jefes inmediatos para que la liberarab.

159b1a22 e947 4377 8b7d ed2a578412f0

Los oficiales de García no se amedrentaron y la esposaron, ya que estaba demasiada agresiva y con una notoria ebriedad completa. Al revisar el interior del vehículo, los oficialwa se encontraron bebidas alcohólicas parcialmente consumidas, por lo que la mujer fue puesta a disposición de Tránsito de ese municipio para que respondiera por los daños.

Cabe mencionar que dicho vehículo no contaba con un seguro para responder por los daños.

3d72a44e 7002 41ac 951b 1848d11906e4

db41bc3d 60bd 47ad b1f5 79c01a9ce355

686698c7 ebcb 4544 b8fa e12d0b1c3bb0