El secretario General de Gobierno, Manuel González, informó que fueron trasladados 501 reos a penales federales.

Ver más: Diego Santoy, a 13 años de las verdades y las mentiras

D2ryU0kXcAIgXkF

De los reos trasladados  461 son hombres y fueron trasladados al penal de Ramos Arizpe en Coahuila, mientras que las  40 mujeres fueron llevadas al penal de Morelia.

Detalló que los traslados comenzaron ayer martes a las 23 horas y concluyeron hace apenas unos minutos.

González aclaró que esto es parte de la estrategia para acabar con los cárteles al interior de los penales y además obtener la certificación de estos.

Agregó que el penal del Topo Chico desaparecerá para el año 2021.

cropw0h067a848b6543f43b791b868e6ea7de45a

“Estamos haciendo algo que ninguna administración había hecho, tendremos el control de los penales y esto será realidad previo al término de la administración en 2021”, expresó.

González recordó que se está trabajando para ampliar los penales de Apodaca y Cadereyta en donde se construirán 350 celdas en cada uno.

Detalló que en la ampliación de ambos penales se invertirán mil 800 millones de pesos.

“El Penal del Topo Chico tiene más de 80 años, cumplió ya con su objetivo, dentro de dos años, a mediados del 2021 cuando se termine la construcción de estas 700 celdas, podremos cerrarlo” dijo el funcionario.

Adelantó que para el mes de junio de este año quedaran listas las primeras 350 celdas en el reclusorio de Apodaca.

“Cuando eso suceda comenzaremos a trasladar a los reos hacia allá. En junio o agosto comenzara la construcción de las otras 350 celdas en el penal de Cadereyta y para finales de este gobierno cumpliremos con la certificación, renovación, despresurización y el control total de los penales del Estado”, comentó.

El funcionario dijo que en el Penal del Topo Chico hasta el 26 de marzo de este año había 2 mil 990 reclusos, en el de Apodaca, mil 787; mil 093 en Cadereyta y en el Reclusorio Femenil 366 mujeres y 24 adolescentes.

DrRCmxDXcAEvKIh

Actualmente en Nuevo León hay 6 mil 569 reclusos esto luego del traslado de reos realizado este miércoles a los penales federales de Ramos Arizpe y Morelia, esto como parte de la estrategia para desaparecer el penal del Topo Chico.

Ayer por la mañana fueron trasladados 501 reos, 461 de ellos hombres y 40 mujeres, situación que ayudara a terminar con los carteles al interior de los penales.

“Los familiares envían a mis redes muchas quejas, hoy la tranquilidad regresa en muchos sentidos a las familias de los reclusos por que las amenazas dentro de los penales son fuertes”, apuntó.