Mediante cámaras de seguridad, los vecinos de la colonia San Bernabé, en Monterrey, captaron a un ladrón muy confiado y desfachatado, pues en abrir el auto para robar lo que había en su interior tardó 5 minutos y medio, tiempo que hasta aprovechó para orinar y descansar.

Ver más: Diego Santoy, a 13 años de las verdades y las mentiras

Trascendió que el delincuente, al que se le ve claramente la cara, se robó 2 mil pesos y dos teléfonos celulares.

El hurto ocurrió este domingo, al filo de las 6:30 horas, en la calle Alabastros, entre Mica y Pumita. en la zona norte.

Los vecinos exigieron detenerlo, ya que ha cometido otros robos a casa y a negocios en el sector.

Esta zona donde el ladrón hace de las suyas está considerada como caliente por la alta incidencia delictiva, sin que las autoridades estatales hagan nada por ahuyentar a los maleantes.

Ahí es jurisdicción de Fuerza Civil, corporación que según los vecinos brilla por su ausencia, pues no hace rondines.

Por eso mismo, porque sabe que no lo van a detener, el delincuente se toma todo el tiempo: no le importa que pasen automovilistas y además un vecino haciendo ejercicio.

n el video se observa que intenta abrir la puerta del copiloto y se orina.

Al tratar de forzar la portezuela, fracasa. Se sienta, mitad para descansar y mitad para esconderse, y vuelve a intentarlo.

Al parecer, trae una navaja para abrir el coche.

Vuelve a intentarlo, pero ahora mueve el auto hasta tambalearlo.

Se quita la camisa, intenta otra vez, vuelve a tambalear el coche, e ingresa su mano para levantar el botón del seguro.

Por fin lo abre y entra para robar.

El ladrón duró 35 segundos dentro de la unidad, y al final se va con relativa tranquilidad, escondiendo el botín en la camisa que lleva en la mano.

Al parecer, la Fiscalía General están investigando, pero hasta ahora este sujeto sigue impune.

MIRA EL VIDEO: