Armando Vega Gil, bajista de la banda Botellita de Jerez, se suicidó tras haber sido acusado de abuso y acoso en redes sociales por parte de una joven, a través de la campaña #MeTooMusicosMexicanos.

El también fundador de la agrupación dejó una extensa declaración en su cuenta de Twitter, en la que niega categóricamente el abuso del que se le acusaba.

TE PUEDE INTERESAR: Recordando a Selena a 24 años de su muerte

En la publicación, realizada la madrugada de este lunes, Vega Gil detalló que quien lo denunció lo acusaba de haber abusado cuando ella tenía 13 años, lo cual, “hace que esto se vuelva grave, muy grave”.

“Debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia”, expuso el músico en la carta donde anunciaba su suicidio.

“La única salida que veo frente a mi es la del suicidio, así que me decido por ella. Quiero pedir disculpas a las mujeres que hice sentir incómodas con mis palabras y actitudes, a las mujeres que dañé con mis modos machistas”.

Después que se viralizara la publicación, la cuenta @MeTooMusicaMx fue cerrada, por lo que la acusación original ya no está disponible en su formato original, pero circulan muchos pantallazos del tema.

La cuenta @MeTooMusicosMexicanos fue eliminada de Twitter

Cientos de usuarios lamentaron el hecho, pero muchos otros condenaron este tipo de acciones e incluso se volcaron contra la reciente ola de acusaciones anónimas y las serias consecuencias que esto puede traer, como el caso de Vega Gil.

Por su parte, la agrupación confirmó la muerte de Vega Gil también desde su cuenta en Twitter.

“Con un inmenso pesar, comunicamos que nuestro compañero @ArmandoVegaGil falleció la madrugada de hoy. Nos encontramos procesando esta noticia y haciendo los trámites correspondientes”.