Decenas de fieles se dieron cita esta mañana frente a la Catedral de Monterrey para la ceremonia por el Domingo de Ramos.

El arzobispo Rogelio Cabrera López bendijo con agua bendita los ramos de palma en la plaza municipal y realizaron una procesión.

Posteriormente ingresaron a la Catedral para dar comienzo a la misa.

La celebración da inicio a la Semana Santa, que incluye procesiones del Viacrucis en la que los creyentes conmemoran la pasión de Jesús en el Viernes Santo y su muerte por crucifixión.