Un menor de edad que fue atacado por una jauría de perros está en riesgo de perder un brazo debido a las lesiones provocadas por los animales.

El adolescente de 13 años de edad, identificado como Romeo Vargas, fue trasladado de Ramos Arizpe al Hospital del Niño en Saltillo, donde ingresó con al menos 40 mordeduras en todo el cuerpo.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Qué vergüenza! Familia regia grafitea patrimonio natural en Tamaulipas

El estudiante de secundaria fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones, donde se le reconstruyeron con éxito los testículos y se le injertó piel en la nuca.

Hospital del Niño Dr. Federico Gómez Santos

También fue curado de diversas lesiones en los glúteos y piernas.

Sin embargo, podría perder el brazo derecho por la gravedad de las mordeduras en los músculos de dicha extremidad superior.

“Los doctores me dan muchas esperanzas porque tiene movilidad en los dedos, el daño fue en el músculo del brazo derecho porque prácticamente se lo arrancaron los perros que lo atacaron”, comentó Edith Vargas, madre del menor.

Romeo Vargas fue atacado por la jauría de perros al momento de caminar por un predio delimitado como propiedad privada.

Al momento del ataque, el menor iba acompañado de un amigo, quien fue el que logró rescatarlo de la jauría.