El capitán del avión privado que se desplomó en Coahuila al cubrir la ruta Las Vegas-Monterrey, fue señalado en 2006 por las autoridades mexicanas de tener nexos con el narcotráfico, específicamente con el Cártel de Sinaloa.