Un gato atigrado tiene nuevas patas traseras gracias a unos estudiantes de la Universidad de Wisconsin-Madison y una impresora 3D.

La Oficina de Cuidado y Control Animal de Chicago halló al gato extraviado con las patas infectadas en septiembre pasado y lo envió al albergue Community Cat en Whitewater, Wisconsin, dijo Sarah Close, vicepresidenta del albergue.

920x920 0

Un veterinario amputó parte de las patas del gato macho, al que el albergue le puso el nombre de Sargento Stubbs. Posteriormente, el personal de Community Cat pidió ayuda a los alumnos de una clase de ingeniería.

Los estudiantes diseñaron unas prótesis por medio de una impresora 3D y le añadieron correas para poder montarla. Stubbs recibió las patas artificiales y las probó el jueves por la noche.

Su nuevo propietario, Adam Schofield, dice que le impresionaron las prótesis y espera que el gato se acostumbre a usarlas.