¿Todo bien en casa? Al parecer no para este hombre residente de Florida, quien prefirió cometer un delito para no tener que volver con su esposa.

El hombre de 70 años, identificado como Leonard Olsen Jr, dijo que eligió cometer una falta vial al conducir que lo mandara a la cárcel.

Olsen decidió “pisarle” al momento de conducir su auto sobre la autopista interestatal 4 en Florida, para que así la policía lo multara y lo detuviera.
En efecto, la Patrulla de Carreteras de Florida le impuso cargos por manejo imprudente.

El hombre alcanzó velocidades de hasta 160 kilómetros por hora en su Cadillac, dejando el vehículo en piloto automático para salir por el quemacocos y simular la famosa escena de Titanic, con los brazos al aire.

Y aunque efectivamente, la policía lo detuvo por esta imprudencia al volante, se trata de un delito menor en Florida, por lo no estará mucho tiempo tras las rejas.

Eventualmente, tendrá que regresar a casa y encarar nuevamente a la esposa.