Los perros son en definitiva parte de nuestras vidas y son un elemento tan amado en las familias como cualquier otro, pero eso no quita que con ellos hay que tener ciertas precauciones.

De acuerdo a su estudio, el constante contacto de la saliva con las heces de los perros y los gatos crea un caldo de cultivo perfecto para que bacterias potencialmente letales florezcan una vez que pasan al organismo de los humanos.

Te podría interesar: ¡Cuidado! Tus audífonos podrían dejarte sordo

El especialista indicó que el principal culpable de que “besar” a las mascotas sea potencialmente letal es una bacteria capaz de ocasionar cáncer de estómago en los humanos.

Esta bacteria se llama Helicobacter Heilmanni y vive en el estómago de los animales, donde es relativamente inofensiva hasta que llega al de sus amos por la saliva.

Nakamura explica que la bacteria llega al organismo de los animales cuando estos usan su lengua para lamerse el ano, justo donde hay una gran cantidad de heces que pasan directamente a su saliva y a su sistema digestivo.

En su estudio el especialista indica que al menos 70% de las personas con linfoma gástrico que fueron analizadas para el reporte, dieron positivo en la presencia de esta bacteria y que un número importante de ellas aceptó besar a sus mascotas en la boca con regularidad.

Ver más: ¿No eres feliz con tu pareja? Puede ser una relación tóxica