Un nuevo estudio del servicio de intercambio de teléfonos BankMyCell reveló que cada vez menos usuarios están reemplazando sus viejos iPhone por un nuevo modelo Apple, cambiándose a dispositivos Android.

La lealtad de los usuarios de iPhone cayó significativamente un 15.2 por ciento durante este año respecto a las cifras registradas en marzo del 2018. Esto quiere decir que más personas desean cambiar su smartphone por uno nuevo aunque no sea Apple, mientras que Samsung, está aprovechando al máximo la baja en retención de iOS.

El estudio de BankMyCell resalta que hasta un 26 por ciento de las personas tienen la intención de cambiar su iPhone X, que se lanzó en 2017, por modelos de otra marca.

En contraste, solo el 7.7 por ciento de los usuarios de Samsung Galaxy S9 desean sustituirlo por algún teléfono de Apple. Es decir el 92.3 por ciento restante se mantiene utilizando dispositivos con sistema operativo Android.

Huawei perdería acceso a Android

Las cifras indican que un el 18 por ciento de los que reemplazaron sus iPhones el pasado junio eligieron en su lugar dispositivos Samsung.

BankMyCell es una plataforma web en donde los usuarios pueden vender o intercambiar su teléfono celular por uno nuevo de la misma o de otra marca.

El reporte de lealtad a Apple está basado en una muestra de datos de 38 mil personas que utilizaron el servicio de BankMyCell desde octubre de 2018.

Apple no entregó comentarios al portal de CNET.

Cabe mencionar que este análisis contradice a otro estudio de la empresa CIRP publicado el pasado enero, en donde el 91 por ciento de los usuarios de dispositivos iOS compraron otro iPhone para reemplazarlo. La empresa indicó que la fidelidad entre los usuarios tanto de iOS como de Android había aumentado de forma constante.

Apenas esta semana, el miércoles 17 de julio, la empresa de análisis Kantar Worldpanel reveló que en el segundo trimestre del 2019, los dispositivos con iOS representaron el 36 por ciento de unidades vendidas en Estados Unidos, un 2.4 por ciento menos que la cifra para los mismos tres meses del año previo. Mientras que, en el mismo periodo, las ventas de teléfonos Android subieron un 2.5 por ciento.