21 personas que habían sido secuestradas por un grupo criminal y obligadas a trabajar en campos de amapola y marihuana.

En un comunicado la Fiscalía dio a conocer que a las personas privadas de su libertad se les engañaba diciéndoles que se les contrataría para trabajar colocando cercas, por lo que recibirían un pago diario de 350 pesos.

Algunas de las personas que laboraban ahí tenían reporte de desaparecidos.

Trabajaban en un campo de cultivo localizado en el predio llamado “La Gallina” en el municipio de Ocampo.

Según declaraciones de las propias víctimas, los obligaban a trabajar desde las 06 de la mañana y dormían en una cueva, ahí eran vigilados por hombres armados que los amenazaban de muerte y los golpeaban.

Del operativo realizado por la Fsicalía se aseguraron una camioneta Chevrolet, Silverado 2005, con la que trasladaban alimentos, así como radios de comunicación y otras cosas.

Más noticias