Ya van cuatro las denuncias por violación, interpuestas por igual número de víctimas, a un chofer de la plataforma digital Uber, quien además de fungir como trabajador del volante también asaltaba a sus víctimas y abusaba sexualmente de ellas, según informó la Fiscalía Estatal de Jalisco.

Se trata de Alberto N., de aproximadamente 26 años de edad, quien ya era rastreado por las autoridades, pues fue acumulando denuncias en su contra; su zona de operar era la “Zona Rosa” de Providencia. De acuerdo con las características tanto físicas del indiciado, como del vehículo y su modus operandi, existen 16 carpetas de investigación en total, relacionadas con el ahora detenido.

Una de las partes afectadas, una mujer de aproximadamente 30 años de edad, denunció el pasado 16 de junio que, al salir de un bar en la zona de Providencia, esperó al vehículo de plataforma en el cruce de Pablo Neruda y Montevideo, y no se fijó en las placas de circulación; sin embargo, el automotor y el chofer se parecían a los registrados en su aplicación de Uber, y por ello lo abordó.

Cuadras más adelante fue agredida sexualmente y asaltada por el chofer del vehículo, en una calle oscura, pues el presunto chofer la amenazó con una pistola.

Después, ella bajó del vehículo y se fue del sitio, y posteriormente realizó su denuncia correspondiente ante la Fiscalía del Estado. Ahí se enteró de más casos similares al de ella.

Será este jueves cuando se resuelva la situación jurídica de Alberto N; ya sea que se le vincule a proceso o se le libere, de acuerdo a las pruebas recabadas en su contra, y a lo que le dictamine el juez de oralidad.

Por otro lado, la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal de Guadalajara es la única que hasta el momento cuenta con 42 denuncias e igual número de detenciones en contra de hombres, quienes incurrieron en diversos delitos y faltas administrativas contra las mujeres.

Dichos delitos y faltas administrativas van desde acoso sexual en transporte público, abuso sexual, acoso sexual callejero, violencia familiar y hasta violación a las órdenes de restricción. Mientras que en los municipios de Tonalá, San Pedro Tlaquepaque y El Salto no se han presentado denuncias similares.

En tanto que, de los municipios de Zapopan y Tlajomulco de Zúñiga no se obtuvo respuesta.