María Deyanira Balboa Huerta, la ciudadana que testificó hace una semana contra el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón porque presuntamente fue coaccionada para recolectar firmas para la candidatura presidencial del Bronco, indicó que ha recibido presiones y chantajes de funcionarios estatales.

La ciudadana entregó pruebas por el uso del programa social “Aliados Contigo” para conseguir firmas, y este lunes amplió su denuncia en la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales.

Balboa Huerta dijo que luego de haber dado la primera entrevista la persiguieron hasta el estacionamiento y le tomaron fotos a las placas de su auto, por lo que manifiesta tener miedo.

“Fueron a mi casa, me empezaron a buscar los de Gobierno y hasta me ofrecieron un puesto con tal de que dijera que lo que yo había dicho el martes era mentira y pues no, yo voy a decir la verdad. Querían que regresara al programa Aliados Contigo o me ponían de coordinadora de un Centro Comunitario”, señaló.

Dijo que varios funcionarios se pusieron en contacto con ella.

“Me buscó el Licenciado Genaro Alanís y hable con la Licenciada Melany de Aliados Contigo”, dijo.

Balboa Huerta indicó que decidió salir del estado como medida para evitar represalias.

MÁS NOTICIAS: