Cuando te vas a la oficina, y no regresas a tu casa hasta el anochecer te entran los típicos remordimientos tras ver esa carita peluda y triste de tu perro, cuyos ojos parecen decirte:

“Ya te vas otra vez y me dejas, pero ¿volverás?”.

Algunos caninos presentan lo que se conoce como ansiedad por separación, muchos perros se ponen a aullar muy desesperados en cuanto salimos de casa.

Según un estudio de la Universidad de Lincoln, en Estados Unidos, llevar el perro al trabajo disminuye los niveles de estrés y tiene diversos beneficios: los empleados muestran más satisfacción con las condiciones laborales y mejora los niveles de concentración y productividad, entre otros.

img econcejo 20180918 162033 imagenes lv terceros ogilvy petfriendly 15b15d kYrD 656x438@LaVanguardia Web

Bizneo HR, expertos en software de Recursos Humanos, ha realizado recientemente un informe en el que describe cómo cada vez hay más empresas dispuestas a implementar un modelo alternativo de espacio de trabajo que incluye animales.

Aunque pueden surgir algunas reticencias que se deben tener en cuenta y que tienen que ver con alergias, fobias, higiene y seguridad, las empresas que dan el paso lo hacen sin demasiadas complicaciones.

Llevar el perro al trabajo disminuye los niveles de estrés y tiene diversos beneficios:

1.- Los trabajadores muestran más satisfacción con las condiciones laborales.

2.- Corrigen el equilibrio entre la vida laboral y la personal.

3.- Se reduce la intención de dejar el empleo.

4.- Existen mejoras en los niveles de concentración y productividad.

En Europa ya hay iniciativas que fomentan este nuevo modelo de entorno laboral. Una de ellas, “Pets at Work”, impulsada por Purina desde el año 2003

¿Te gustaría que en México surgiera esta iniciativa de poder llevar a tu perro al trabajo?

Estas son las conclusiones que se desprenden de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Lincoln, en Estados Unidos, apoyado por la empresa Purina.