Si eres una de las mujeres que no les gusta dormir a oscuras y dejan alguna luz artificial encendida por la noche, tienes un alto riesgo de desarrollar problemas de obesidad.

Cada vez son más las investigaciones que destacan la importancia de cuidar nuestra calidad del sueño, ya que ésta influye directamente con nuestro desenvolvimiento cotidiano y en nuestra salud en general.

Después de esto, los especialistas quisieron saber qué efectos tiene en los seres humanos dormir mientras reciben luz artificial, por ejemplo, de la televisión, un radio reloj, lámparas de la calle, faros de automóviles.

Para ello, estudiaron a un grupo de mujeres, de entre 35 y 74 años, que habitan en Puerto Rico y Estados Unidos, las cuales fueron divididas en cuatro categorías: quienes duermen sin luz, con poca luz nocturna en la habitación, luz fuera de la habitación y luz o televisión encendidas en la habitación.

El estudio también incluyó visitas domiciliarias rutinarias para medir su altura, peso, caderas, cintura y su índice de masa corporal (IMC): Estos datos permitieron determinar si tenían un peso óptimo o tenían sobrepeso.

Los resultados indicaron que las mujeres con el hábito de dormir por la noche expuestas a luz artificial tenían más probabilidades de aumentar de peso y de volverse obesas en un periodo de casi seis años, en comparación con aquellas que no se exponían a luz durante la noche.

 

Te podría interesar: