El pequeño Carter Blanchard tenía solo 6 años de edad cuando fue diagnosticado con vitiligo, una enfermedad degenerativa de la piel en la cual se va perdiendo pigmentación y aparecen manchas blanquecinas por todo el cuerpo.

Carter Blanchar vive en Arkansas, Estados Unidos, y mencionó que comenzó a sentirse diferente a los demás niños de su edad y eso hizo que su estado de ánimo se disminuyera. Su autoestima también descendió y seguido a esto cayó en la etapa de la depresión.

«Un día lo iba llevar al colegio y la primera cosa que me dijo cuando entró al automóvil era que odiaba su cara y odiaba la manera en que se veía», relató Stephanie Adcock, la madre del menor.

La madre comenzó a buscar vía Internet algunos consejos para ayudar la estabilidad emocional de su hijo. Navegando en la web se encontró con lo que creyó que podría ser una magnifica ayuda: una fotografía de un perro labrador llamado Rowdy.

Rowdy el canino de color negro con 13 años de edad, también padece de la enfermedad del vitiligo, y así fue como el pequeño Carter logró salir de la depresión y ambos se hicieron populares en las redes sociales.