Para fortalecer el marco jurídico que regula a las pedreras y que éstas paguen derechos al estado, el Grupo Legislativo del PRI propondrá reformas a la Ley Ambiental y Ley de Hacienda del Estado para actualizar las licencias y refrendos otorgados, con el doble propósito de mejorar la calidad del aire y crear un fondo destinado a regenerar los espacios públicos en los municipios donde operan.

Francisco Cienfuegos, indicó que la reforma contempla un cobro de 9 mil cuotas, equivalentes a 725 mil 400 pesos, por la expedición de la licencia para el aprovechamiento, manejo y transporte de minerales no reservados de la federación, así como un refrendo anual de las mismas de 2 mil cuotas, es decir, 161 mil 200 pesos para las licencias ya otorgadas.

«Se establecerá un plazo de 120 días para que actualicen las mismas y presenten evidencia técnica de que la explotación realizada no ha dañado el ambiente, de lo contrario se les cancelará la licencia», dijo Cienfuegos.

«Las licencias no podrán otorgarse por más de 5 años y se cobrará por extracción, la cual se medirá de acuerdo al metro cúbico de extracción y por la emisión de partículas contaminantes», agregó.

 

Las obligaciones en la Ley

Señaló que la Ley ya obliga a que se presenten planes que permitan que dichas áreas sean restauradas y compensadas, pero nada de esto sucede.

«Sabemos que la mayoría de las industrias dedicadas a la extracción de materiales pétreos cuentan con licencias que fueron otorgadas desde hace años, por ello, estableceremos un artículo transitorio para que la Secretaría de Desarrollo Sustentable los requiera a actualizar sus licencias, sí, con los requisitos que les fueron aplicables, pero en caso de que los mismos no adviertan el cuidado ambiental, les será cancelado y deberán promover nueva licencia bajo los nuevos requisitos», precisó Cienfuegos.

Aseguró que con esto, además de fortalecer la normativa con relación a pedreras, es que haya un beneficio directo al ciudadano y dar certeza de que la explotación se está realizando bajo los más altos estándares medioambientales, lo que resultará en una mejor calidad del aire y la creación de nuevos espacios públicos.

MÁS NOTICIAS