baby burritos

Los Sanits de Nueva Orleans consiguieron este lunes su primer triunfo en la temporada 2019 de la NFL ante Texans.

Los de Nueva Orleans mostraron las dos caras de la moneda, pero derrotaron a los de Houston 28-30, en un juego por de más emocionante.

El triunfo se definió en los últimos 50 segundos. Drew Brees tuvo una gran noche y logró completar 32 pases en 43 intentos para un total de 370 yardas, dos anotaciones y una intercepción.

Ver más: Pide afición albiazul a Peláez de directivo

En tanto el mariscal de campo de Houston, Deshaun Watson, completó 20 pases de 30 intentos, con un total de 268 yardas de ganancia, tres anotaciones y una intercepción.

Los Texanos se fueron arriba en el marcador con una ventaja de 11 puntos, al quedar 14-3 en los primeros cuartos.

Sin embargo, Saints reaccionó y pudo acortar distancias para quedarse a cuatro puntos. Los de Houston no aflojaron el paso y volvió a tomar ventaja a su favor (21-10).

Desde ahí, Nueva Orleans tomó el control de las acciones y anotó en dos ocasiones para darle vuelta al marcador 21-24.

En la última parte del partido los Saints maniataron a los Texans y no permitió a Watson mayor cosa en las dos series ofensivas que tuvo.

Saints aumentó su ventaja con una gol de campo para poner el marcador 21-27, dejando el reloj en 50 segundos.

Los de Houston sacaron la casta y con dos pases largos de Watson, le dieron la vuelta al marcador a 28-27.

Con sólo 22 segundos, Nueva Orleans respondió con una ofensiva de dos pases de Brees y dejó el balón en la yarda 41.

El pateador Will Lutz conectó con un gol de campo de 58 yardas y con ello darle el triunfo a Nueva Orleans 28-30.