Las diputadas de Morena Celia Alonso y Julia Espinosa protagonizaron un escándalo este miércoles tras acusar de “ratera y haberse vendido” a la diputada independiente Claudia Tapia.

La disputa subió de tono hasta llegar a acusaciones de desvío de recursos, esto por la inconformidad de los morenistas por los cambios en las comisiones, donde dejaron la presidencia de la Comisión de Presupuesto y tomaron la de Gobernación.

La discusión fue iniciada por Marco González de Morena, quien se mofó de la autorización de la bancada independiente, a la que llamó “bancada pirata”, refiriéndose a la fracción de Claudia Tapia, quien renunció a Morena y que obtuvo la presidencia de la Comisión de Presupuesto y dejando la presidencia de Gobernación.

González se quejó porque su bancada tiene menos comisiones de las que le corresponden, lo que le fue reclamado por otras bancadas.

La diputada Celia Alonso subió a tribuna para indicar que los acuerdos de su bancada fueron realizados por Claudia Tapia el año pasado, y ahí comenzaron los gritos, pues la legisladora señaló que Tapia no sirvió y por eso la habían quitado de la coordinación, y que ahora que formó la bancada independiente, la estaban premiando con la Comisión de Presupuesto.

A lo que la legisladora Tapia respondió al pedir la palabra: “Para empezar, yo dejé de ser coordinadora por no prestarme a un acuerdo que se pretendía hacer desde el nacional de Morena con partidos diferentes”.

“Supongo que entonces el nuevo coordinador y todos esos acuerdos, con el que por cierto, nuevo miembro de la bancada – refiriéndose a Marco González- que tanto me ha estado atacando, sin eso no hubiera sido presidente y ahí sí no le molestó, porque la presidencia le correspondía a Morena, porque el acuerdo de administración también le correspondía a Morena”, aseguró Tapia.

Luego vino el turno de la diputada Julia Espinosa, quien acusó a Tapia de haber vendido la presidencia.

“Tú la vendiste”, señaló.

Se llevó dinero de la bancada

Celia Alonso acusó a Claudia Tapia de robar dinero de la bancada durante dos meses.
“Es una ratera, se llevó dinero de la bancada de dos meses, se robó dinero de la bancada”, gritó.

Acusación que Tapia no respondió y se limitó a hablar del por qué salió del grupo legislativo de Morena, lo cual dijo, es porque hay una bancada llena de chapulines y de encubrimiento a otros partidos.

Después de la sesión, los miembros de la bancada de Morena indicaron que Claudia Tapia hizo mal uso de recursos durante dos meses al inicio de la legislatura.

Señalaron que envió a personal del grupo legislativo a retirar dinero diariamente de las tarjetas de débito de las diputadas Celia Alonso y Julia Espinosa.

“Hizo uso indebido de los recursos de dos meses de inicio del Congreso como diputados. Fue en septiembre y octubre, por eso no está en la coordinación, sinceramente, por malas prácticas, por ratera, por mañosa y abusiva, y en las comisiones, ella fue la que llegó a acuerdos con las demás bancadas”, dijo Alonso.

Espinosa advirtió que presentará una denuncia por este hecho y por las acusaciones que Tapia hizo sobre haberse vendido.

La legisladora Espinosa indicó que la diputada Claudia Tapia hizo pronunciamientos muy serios, “uno de ellos fue en mi contra y eso lo tendrá que ver con mi equipo jurídico”.

Dijo que Tapia deberá demostrar con pruebas lo que está asegurando, ya que “a diferencia de ella, yo sí tengo las pruebas y posibilidad de denunciarla públicamente por el mal uso del dinero de la bancada, y hablo a título personal”, mencionó.

Asegura que cuando Tapia fue coordinadora, entregó la bancada de Morena mediante “acuerdos nefastos”.

MÁS NOTICIAS