Después de tener un débil frente frío esta semana pasada, los siguientes días podrían estar marcados por un nuevo descenso en la temperatura, esto por la llegada del frente frío número 6 a la región.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), este lunes se esperan lluvias puntuales muy fuertes con posible caída de granizo en Nuevo León, sobre todo en las zonas centro y este del estado, así como en el sur, centro y este de Tamaulipas.

La entrada del frente frío número 6 desde el noroeste del país ocasionará viento con rachas superiores a 50 km/h en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

Además, para el martes la masa de aire frío asociada al frente favorecerá el descenso de temperatura, donde se esperan hasta 5 grados centígrados en las sierras y zonas montañosas del Estado.

Este ‘norte’ se localizará sobre el norte del país mientras que su vaguada prefrontal se extenderá sobre la región noreste, ocasionando lluvias muy fuertes a puntuales intensas en Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla y Veracruz, así como vientos con rachas mayores a 50 km/h en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

El domingo la depresión tropical ‘Diecinueve-E’ evolucionó a tormenta tropical, nombrada como ‘Priscila’ y que conforme avanzó el día tocó tierra en costas mexicanas degradándose a tormenta tropical.

‘Priscilla’ llegó la tarde del domingo a las costas de Colima, a cinco kilómetros de la localidad de El Paraíso.

El fenómeno meteorológico provocará lluvias torrenciales en zonas de Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit, informó por medio de un comunicado la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

«Se recomienda a la población que se encuentra en zonas de influencia del sistema y a la navegación marítima, extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, ya que, debido a las lluvias, podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos», advierte la dependencia.