El coordinador del Grupo Legislativo del PRI en el Congreso local, Francisco Cienfuegos, busca aplicar mano dura a quienes atenten contra el medio ambiente, endureciendo las penas al cometer este tipo de delitos.

El líder de la bancada priista destacó la aprobación de una reforma al Código Penal del Estado con un capítulo especial denominado “Delitos Contra el Ambiente y la Gestión Ambiental”, en el que se incluyan áreas como biodiversidad, bioseguridad, actividades tecnológicas peligrosas y delitos contra la gestión ambiental.

Dicha reforma contempla penar con hasta nueve años de cárcel a quienes cometan delitos contra el medio ambiente.

Estos delitos por daño al medio ambiente incluyen la tala de recursos forestales; el derrame de aguas residuales químicas o industriales en ríos, presas, cerros y bosques; y la emisión de partículas sólidas a la atmósfera sin medidas de prevención.

“Se impondrá pena de prisión de uno a nueve años y multa de treinta a ciento cincuenta cuotas, a quien realice, autorice, u ordene cualquiera de las siguientes conductas: tale, desmonte o destruya árboles de bosques y/o afecte recursos forestales, salvo aquellos casos que estén contemplados en los ordenamientos correspondientes y cuenten con el permiso o autorización de la autoridad competente”, expuso Cienfuegos en tribuna.

“También se sancionará a quien incendie sin autorización o permiso y cause daños a la salud pública, flora, fauna y ecosistema. A quien derrame aguas residuales o químicos, de carácter industrial y comercial, que contamine aguas y suelos de jurisdicción estatal y municipal, provocando daños al ecosistema”, detalló el legislador.

El coordinador priista añadió que dichas sanciones y penas serán particularmente más duras para empresas e industrias que generen material contaminante y que provoquen un daño al medio ambiente, la salud pública o los recursos naturales.

Así, tanto empresas de tratamiento de aguas residuales como aquellas que generen residuos sólidos y no los manejen adecuadamente serán castigadas ejemplarmente, al igual que las que falsifiquen el cumplimiento de las obligaciones de la normativa.

Cienfuegos añadió que también los funcionarios públicos estarán bajo la mira, advirtiendo que se penalizará a quienes sean partícipes en delitos ambientales.

“Así también se tiene contemplado en la reforma sancionar al servidor público que incurra en el desempeño de su cargo cometa una acción u omisión que coadyuven en alguno de estos delitos”, puntualizó el legislador.

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG: