Los abuelitos comúnmente quieren hacer su vida cotidiana a la normalidad, y por supuesto que hay actividades que sí pueden realizar solos, pero no todas, por ejemplo ir a un cajero automático.

Muchas personas de la tercera edad reciben fuertes cantidades de dinero por parte de familiares, o bien pensiones e incluso depósitos del trabajo en el que duraron muchos años.

Los delincuentes suelen aprovecharse de este tipo de situaciones, y es por eso que los Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones atraparon a cuatro presuntos ladrones que se dedicaban a estafar a personas de la tercera edad.

Los ahora detenidos fueron capturados por los agentes en la Carretera Nacional, en la colonia Buena Vista del municipio de Allende, Nuevo León.

Los presuntos asaltantes se identificaron como Mary Carmen de 33 años, oriunda de Zacatecas; Ángel de 29 años de la Ciudad de México; Juan Carlos de 35 años originario de Perú; y José Alberto de 38 años originario de Jalisco. Por lo que vemos era una banda muy internacional.

Un testigo mencionó que le tocó observar cómo las personas antes mencionadas, detenían en la calle a los abuelitos cuando salían del cajero tras retirar efectivo, y con mentiras los metían de nuevo al cajero con el pretexto que habían dejado la cuenta bancaria abierta.

Los sospechosos les decían que los iban a apoyar para cerrar su sesión bancaria pidiéndoles que insertaran el plástico de nuevo; posteriormente les pedían la contraseña y ahí era el momento del ataque, cuando se daban cuenta de los dígitos que tecleaban.

Cuando los ancianitos retiraban la tarjeta, la banda aprovechaba y se las cambiaban por otra tarjeta falsa, y como ya conocían la contraseña, éstos se surtían de cosas en diferentes supermercados y centros comerciales.

Los presuntos estafadores están siendo investigados por los delitos de robo y falsificación de documentos y falsificación de tarjetas de crédito.


Te podría interesar: