baby burritos

Tras el cierre del Penal de Topo Chico y el traslado de miles de reos a otras cárceles del Estado, diputados locales cuestionaron a las autoridades sobre el riesgo de motines en otros centros penitenciarios de Nuevo León.

Esto debido a que los internos del Topo Chico fueron trasladados al penal de Apodaca, así como al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cadereyta.

Durante la Glosa del Cuarto Informe de Gobierno en el Congreso, el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci, fue cuestionado sobre la posibilidad que ocurra algún tipo de disturbio en dichos centros penitenciarios.

«¿Pudieran asegurar, ante este Congreso, que no habrá ningún motín con esta estrategia que ustedes están implementando?», cuestionó Francisco Cienfuegos, líder de la bancada del PRI. 

Ante el cuestionamiento, Fasci Zuazua respondió que hasta ahora la situación de motines no se han presentado este año.

«No ha habido ningún motín en todo el año, es una realidad», aseguró el funcionario. 

También el Secretario dijo que este traslado de reos de alta peligrosidad, fue posible gracias al apoyo del Gobierno Federal y en específico del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fasci aseguró que se hicieron 4 mil 500 traslados de reos en total y sólo hubo 17 procedimientos de amparo, por lo que no hay violaciones a los derechos humanos.

Por su parte Manuel González, Secretario General de Gobierno, aseguró que los problemas suscitados en los penales han sido alentados desde afuera, pero actualmente hay control del Estado.

«Mientras tengamos el control total de los penales, difícilmente va a ocurrir eso», señaló el González Flores durante la Glosa. «Existe quien provoca desde fuera los motines adentro, existen muchos intereses por muchos lados, pero el proyecto sigue».

TE RECOMENDAMOS: