Un día como hoy pero del año 2009, Monterrey y el mundo quedó impactado cuando se dió a conocer el sensible fallecimiento de Antonio De Nigris Guajardo ‘Tano’, a los 31 años de edad.

Toño, en ese entonces era jugador del A.E Larissa del fútbol de Grecia. El futbolista falleció a causa de un paro cardíaco mientras se dirigía al hospital debido a unos dolores que estaba presentando en el pecho.

download 16

Hoy a 10 años de su partida lo recuerdan con mucho cariño su familia, el equipo de sus amores Rayados del Monterrey y todo el mundo medio futbolista.

Su hermano menor Aldo De Nigris, compartió unas fotografías de ‘Tano’ con el siguiente texto:

 ” Tu cuerpo se ha ido pero en mi corazón jamás morirás”

El Club de Rayados de Monterrey, equipo con el que debutó Toño, también recordó al legendario fallecido futbolista con un mensaje para él y su familia.

Toño De Nigris debutó en Rayados en el año 2000, hizo un gran trabajo en el equipo y tan él y la afición rayada lo disfrutaban.

EJbpjdEXYAEuKep

Incluso en un clásico regiomontano le tocó enfrentarse con su propio hermano, Aldo De Nigris, que en ese entonces jugaba en el equipo felino.

antonio

En el 2005, el ‘Tano’, se unió a las filas de Pumas siendo este el último equipo mexicano al que perteneció, pues de Pumas el futbolista regiomontano emigró con el Shandong Luneng de China.

Posteriormente jugó también en Brasil con el Santos Fc y en Turquía con Gaziantepspor, Ankaraspor, Ankaragücü y su último equipo fue el A.E Larissa de Grecia. Equipo en el que jugaba en las fechas que falleció.

Le dan el adiós a De Nigris en el Tec

El viaje de Toño De Nigris terminó justamente en el lugar donde lo empezó. Antonio tuvo la oportunidad de visitar por última vez su verdadera casa futbolística.

La cita fue el domingo 22 de noviembre del 2009, donde miles de aficionados de Rayados se dieron cita al Estado del Tecnológico de Monterrey. Fueron cerca de 15 mil los asistentes, entre niños y adultos.

La mayoría de los seguidores de Toño, portaban una playera donde tenían estampado el rostro de Antonio.

Durante la estancia en el estadio, Sonia Guerra, viuda de Toño, se posicionó detras de la portería tomando en sus manos la urna de mármol que contenía las cenizas de Antonio De Nigris.

Para todos los asistentes y los que veían desde casa el homenaje era inevitable no llorar cuando sus dos hermanos Alfonso De Nigris y Aldo De Nigris hicieron la última vuelta olímpica por todo el perímetro de la cancha del Tecnológico, mientras todos los presentes y televidentes se rompían en llanto.

168466

Todos los presentes gritaban al unisono la siguiente frase:

“No se va, no se va, el ‘Tano’ no se va”