No hay anuncios disponibles en este momento.

Siria se encuentra en una de las jornadas más sangrientas, ya que aumentó a 44 víctimas tras diferentes ataques en el norte y el colapso de un edificio.

La provincia de Idlib, dominada por los yihadistas de Hayat Tahrir al-Cham, fue objeto de un acuerdo entre Rusia y Turquía sobre una «zona desmilitarizada».

Se trata de «la cifra más altas de víctimas civiles desde el 22 de julio», declaró el director del Observatorio, Rami Abderrahman, siendo la provincia de Idlib la más afectada por los ataques aéreos de Damasco y su aliada Rusia.

Pero desde fines de abril, las fuerzas favorables al régimen y las de Rusia intensificaron sus ataques aéreos contra algunos sectores en manos del HTS en Idleb y en la provincia vecina de Hama.

Por otro lado, en la provincia de Alepo diez personas perdieron la vida en un ataque de la artillería turca cerca de una escuela en la localidad de Tal Rifat.

Esa localidad kurda está bajo control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, que confirmó este ataque llevado a cabo por Turquía.

Por último, colapsó un edificio en la ciudad de Alepo donde hubo 12 muertos, entre ellos dos niños y cuatro mujeres.

Desde que el Ejército sirio declaró un alto el fuego unilateral el pasado 31 de agosto, la cifra de víctimas civiles se ha rebajado considerablemente, aunque hace unos días ha reanudado las operaciones militares para seguir avanzando en el sur de Idlib y en los alrededores.


Te podría interesar:


No hay anuncios disponibles en este momento.