China ya anunció que comenzó a desarrollar una vacuna con la que prevé combatir el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, que hasta el día de ayer, había cobrado al menos 80 vidas en el país asiático.

El Científico del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, Xu Wenbo, dijo durante una rueda de prensa que los investigadores de este organismo estaban trabajando en un remedio para la enfermedad «después de lograr aislar con éxito la primera cepa del virus».

De acuerdo a Xu, los investigadores usaron secuenciación genética de rápido rendimiento para identificar los patógeno,  un día después de recibir las primeras cuatro muestras el pasado día 2, procedentes de Wuhan, donde se originó este virus.

China no quiere dejar un solo cabo suelto en el combate al coronavirus y ayer amplió las medidas de contención y prevención de la enfermedad, en un país en el que 30 de sus provincias elevaron al máximo la alerta sanitaria.

Mientras tanto, ayer se dio a conocer la prohibición de la venta de animales salvajes y vivos en mercados, supermercados, restaurantes o plataformas de comercio electrónico, ya que se cree que el brote se originó en un mercado, en el que se comercializaban animales de este tipo.

Más del tema: