A través de un comunicado, el Gobierno de Estados Unidos dio a conocer una serie de medidas que se tomarán para restringir el acceso de mujeres embarazadas que entren a este país.

Esta restricción será a las mujeres que «tengan planeado dar a luz» en Estados Unidos, y con la finalidad de controlar el «turismo de maternidad».

«La norma aborda las preocupaciones sobre los riesgos que conlleva esta actividad para la seguridad nacional y para la aplicación de la ley incluida la actividad criminal asociada con la industria del turismo de maternidad, como se refleja en los enjuiciamientos federales de personas y entidades involucradas en esta industria», menciona el comunicado.

Esto afectará a solicitantes de visas tipo B1/B2 que se les otorgan a las personas con la finalidad de planes de negocio o turístico.

El comunicado no indica de qué forma se darán cuenta los consulares o inmigración si la mujer está embarazada o piensa dar a luz en Estados Unidos.

Por lo tanto, la persona que le interesa viajar será la responsable de comentar al oficial consular el motivo de su visita a EU y éste tendrá el criterio de otorgarle la visa o no.

Las nuevas reglas para detener el «turismo de maternidad» podrían tener un impacto mínimo, de acuerdo con el diario The Wall Street Journal, esto debido a que las visas de turista se dan por aproximadamente 5 y 10 años, esto quiere decir que una mujer embarazada podría entrar a Estados Unidos con la visa válida que se le otorgó con anterioridad.

Otros temas del Blog: