Ante las continuas amenazas en contra de Giovana «N», y Mario «N», los presuntos responsables del feminicidio Fátima, fueron puestos bajo vigilancia con medidas de seguridad.

De acuerdo a las autoridades del Penal Femenil de Santa Martha de Acatitla en dónde está recluida Giovana ‘N’ y del Reclusorio Oriente donde se encuentra Mario ‘N’, decidieron implementar un mecanismo extraordinario de vigilancia en ambos reclusos, para salvaguardar su seguridad dentro de las instalaciones.

La pareja se mantiene aislada en un sitio al que solo el personal asignado a su vigilancia tiene acceso.

Además, no tienen permitido transitar por las zonas comunes o pasillos de la prisión, y son monitoreados las 24 horas al día.

Por su parte, Giovana,  tiene prohibido acercarse a las niñas y niños que cohabitan con sus madres en el centro penitenciario.

Asimismo, mo puede participar en actividades culturales, ni recibir alimentos por parte de su familia.

Mientras que Mario, es vigilado incluso en las regaderas.

Estas medias, además de proteger a los presuntos asesinos de la menor de 7 años de un ataque hacia su persona, son para prevenir que los implicados cometan suicidio.

NOTAS RELACIONADAS: