A través de una reforma al Código Penal del Estado, se busca que se castigue, sancione, multe e inhabilite a los servidores públicos que difundan fotografías o videos de víctima de feminicidios.

El Coordinador del Grupo Legislativo del PRI, Francisco Cienfuegos presentará una iniciativa de reforma al Código Penal del Estado para que se imponga cárcel de dos a ocho años y se inhabilite hasta por diez años.

Detalló que la reforma se presentará en lo próximos días ante el Pleno del Congreso del Estado, y reconoció que la reforma se inspira en el caso Íngrid Escamilla.

 

«Al servidor público, miembro de una institución policiaca o de administración y procuración de justicia que reproduzca difunda, comparta, comercialice, oferte, intercambie, publique o exhiba imágenes, videos, audios o documentos del lugar de los hechos, indicios, evidencias, objetos, instrumentos relacionados con el procedimiento penal del delito de feminicidio, con personas ajenas a la investigación o proceso penal, se le impondrá una pena de prisión de dos a ocho años y multa de quinientas a mil quinientas cuotas, así como inhabilitación de tres a diez años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos».

 

Cienfuegos recordó que desde el 2016 en el estado existe una Alerta de Género, ya que la entidad ocupa el 4º lugar a nivel nacional de feminicidios.