Lo que parecía imposible de realizarse es ya un hecho: China logró terminar la construcción de un hospital completo a sólo 10 días de haber comenzado el proyecto.

El Hospital Huoshenshan ya fue entregado en la ciudad de Wuhan, epicentro del brote del coronavirus en la provincia de Hubei de este país asiático.

Este centro médico cuenta con mil camas para pacientes que serán tratados por mil 400 doctores y especialistas médicos militares que ya habían tenido preparación similar al participar en la lucha contra el virus SARS en Beijing en 2003, así como en misiones contra el ébola en Sierra Leona y Liberia en África occidental.

Fue el pasado 23 de enero cuando autoridades de Wuhan comenzaron con la construcción del centro médico, hecho que quedó grabado en la historia por los impresionantes videos donde se aprecia decenas de plumas y grúas de construcción preparando el terreno y levantando los primeros cimientos.

De acuerdo a autoridades chinas, la inversión para levantar el hospital Huoshenshan y otro más llamado Leishenshan en la misma ciudad ascendió a 300 millones de yuanes, unos 43 millones de dólares.

Las autoridades sanitarias del país asiático indicaron que se estableció un equipo de 15 expertos para orientar en la prevención y el control de la epidemia en el lugar.

Hasta el momento el coronavirus ha infectado a más de 17 mil 300 personas en todo el mundo y ha causado 362 muertes.

El coronavirus ha sido confirmado en pacientes de más de 25 países, y ayer lunes se confirmó la primera muerte a causa del virus fuera de territorio chino, en Filipinas.

NOTAS RELACIONADAS: