Si crees que por haber nacido al último podrías estar en desventaja estás equivocado, pues los expertos aseguran que eres el más divertido de la familia.

Es verdad que todos los hermanos tienen características diferentes y que cada uno es valioso, pero no debes sentirte inferior por ser el más pequeño, pues tú eres el más gracioso y el más consentido.

De acuerdo al psicoterapeuta Alfred Adler, el orden de nacimiento y los hermanos te influyen y juegan un papel muy importante en la formación de tu personalidad, esto sin importar que los niños se hayan criado en la misma familia y ambiente, ya que las condiciones psicológicas son individuales por sus turnos de haber nacido.

De acuerdo a los expertos, los mayores adoptan estas características para complacer a sus padres y porque sienten que deben ser un ‘ejemplo a seguir’ para sus hermanos menores.

Por ello, los pequeños buscan otras maneras de autoexpresión para ser valorados y considerados de la misma forma, volviéndose más creativos, emocionales y divertidos.


Te podría interesar: