La Arquidiócesis de Monterrey anunció medidas sanitarias en respuesta a la confirmación de casos de Coronavirus en México dentro de las Iglesias.

De hecho, el Arzobiso de Monterrey, Rogelio Cabrera López publicó un comunicado, en donde explicó que después de dialogar con el Consejo Episcopal se decidió tomar medidas especiales.

Estas son: suprimir el saludo de la paz dentro de la celebración de la misa, y que la comunicación no sea administrada directamente en la boca de los fieles, sino que la tomen en sus manos y la consuman frente al ministros.

Además de que los ministros que la otorgan, se desinfecten las manos con geles apropiados.

También insistió en establecer una campaña de oración por los enfermos y el personal sanitario.

El líder religioso también advirtió que es importante no caer en pánico.

«Es importante que en la vida cotidiana cada uno de nosotros, de manera responsable, tomemos las precauciones necesarias sin llegar al pánico, o la preocupación excesiva, escuchando las indicaciones que las autoridades sanitarias de los diferentes niveles de gobierno nos hacen», mencionó.

 

MÁS SOBRE EL TEMA