El feminicidio de Ingrid Escamilla en la Ciudad de México estremeció a la sociedad mexicana, pero también encendió la indignación de usuarios de redes sociales.

Esto después que autoridades filtraran las brutales imágenes de su asesinato, así como la confesión del presunto culpable, material que fue difundido en las mismas redes sociales.

Para acabar con este morbo, miles de personas decidieron publicar fotos de paisajes, mascotas, arte o astronomía para contrarrestar la circulación de las perturbadoras imágenes del atroz crimen, cometido el pasado domingo 9 de febrero.

Utilizando hashtags como #IngridEscamilla, #IngridEscamillaChallenge, #IngridEscamillacuerpo, #JusticiaParaIngrid y #IngridEscamillafotos, los usuarios lograron su cometido: generar empatía sobre el caso y detener la revictimización de Ingrid.

“Porque merece respeto y dignidad, y no ser recordada con morbo”, “No te conocí… pero deseo que tu alma vuele muy muy alto… en paz y no recuerdes el dolor”, son algunos de los mensajes compartidos por usuarios junto con las imágenes.

Ingrid Escamilla era Licenciada en Administración de Empresas Turísticas y una maestría en Administración. Tenía 25 años.

Tras darse a conocer el feminicidio, familiares de Ingrid Escamilla pidieron a los cibernautas publicar cosas bonitas añadiendo el nombre de la chica, para así lograr que desaparecieran las cruentas imágenes filtradas.

 

Las autoridades de la Ciudad de México anunciaron que están investigando a al menos seis servidores públicos por filtrar los videos e imágenes del feminicidio.

Nelly Montealegre, subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía de la CDMX, dijo que la filtración inicia desde los policías y los peritos que llegaron al lugar de los hechos, hasta los servidores que dieron seguimiento al caso.

NOTAS RELACIONADAS: