El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue absuelto por el Senado de los delitos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, lo que pone fin al tercer juicio político presidencial en la historia del país.

Los senadores, que han hecho de ‘jurado’ en el proceso, votaron primero sobre el cargo de abuso de poder: Un total de 52 lo hallaron «no culpable» frente a 48 que lo declararon «culpable».

NOTA RELACIONADA: Aprueban juicio político contra Donald Trump

Tan solo un republicano votó «culpable», el senador Mitt Romney, convirtiéndose en el primer legislador en la historia del país en apoyar la destitución de un presidente de su mismo partido en un juicio político.

El presidente estadounidense estaba acusado de presionar a Ucrania para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales demócratas de cara a las elecciones de 2020, Joe Biden, y su hijo Hunter.

El resultado culmina casi cinco meses de proceso de juicio político, que comenzó en la Cámara de Representantes de la presidenta demócrata Nancy Pelosi, y terminó en el Senado del republicano Mitch McConnell.

Te puede interesar: