Debido a las situaciones actuales que se están viviendo en Nuevo León y todo México, están activando protocolos de emergencia para los usuarios, en caso de sufrir acoso dentro del transporte público.

Es por eso que, el Instituto Estatal de las Mujeres NL realizó un recorrido por los vagones de Metrorrey para explicar a los usuarios cómo es que se debe utilizar la alarma o ‘palanca roja’ y cuál es el protocolo que el personal del metro sigue.

De acuerdo al Instituto Estatal, el acoso tiene que infringir en miradas lascivas, palabras o comentarios obscenos, acercamientos físicos inapropiados, o bien, si la víctima se siente con miedo o es intimidada.

Luego de presentarse la situación, el o la agredida debe acercarse a la alarma y jalarla, la cual tiene un mecanismo de seguridad que alertará al operador del vagón.

Además, se activará una luz en la parte externa del tren, para que en la siguiente estación el personal identifique dónde están pidiendo ayuda.

Ante esto y para poder proceder con la denuncia, las autoridades recomiendan identificar una característica del acosador, el número del tren (que se encuentra en la parte superior de ambos lados) y permanecer cerca de la alarma.

Por otra parte, el Instituto Estatal de las Mujeres NL, publicó en sus redes sociales que ya cuentan con un módulo de atención en caso de que necesites ayuda.

El módulo se encuentra en la estación del metro Cuauhtémoc, cerca del anden 1, frente a las escaleras eléctricas.

Notas relacionadas: