El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desestimó la gravedad del Coronavirus y pidió a los brasileños «continuar con su vida» en bien de la economía.

A través de un mensaje dirigido a la nación, el controvertido mandatario criticó las medidas de contención de los gobernantes estatales en torno al Coronavirus, al que comparó con un «resfriadito».

Debemos volver a la normalidad. Algunas autoridades estatales y municipales tienen que abandonar el concepto de tierra arrasada. La prohibición de transportes, el cierre del comercio y el confinamiento en masa

En estados como Sao Paulo, se han tomado las medidas de distanciamiento social, cierre de lugares de esparcimiento y cancelación de eventos públicos.

Bolsonaro, además, criticó la suspensión de clases debido a que «quienes corren más peligro son los mayores de sesenta años, no los niños».

El Presidente de Brasil subrayó que los medios han contribuido a sembrar «un clima de desastre» entre la población, una tesis parecida a la de su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Se refirió específicamente al caso de Italia, donde el virus ha cobrado la vida de más de 7 mil personas.

Se trata de un país con una gran cantidad de personas mayores y con un clima totalmente diferente al nuestro. El escenario perfecto, potenciado por los medios, para que verdadera histeria se extendiera por todo nuestro país

Bolsonaro añadió que, de contraer Coronavirus, éste no le resultaría fatal debido a su historial atlético. 

 

LE RESPONDEN A PRESIDENTE CON CACEROLAS

Las palabras del mandatario no fueron bien recibidas por el pueblo brasileño.

En las principales ciudades del País, un buen número de ciudadanos salieron a los balcones de sus casas para hacer sonar cacerolas, una tradicional forma de protesta en Brasil.

Expertos locales ven con temor la actitud de Bolsonaro en torno al Coronavirus, pues consideran que el sistema de salud no tiene la capacidad de respuesta necesaria en caso de que la situación se agrave.

Hasta el momento, en Brasil se han presentado más de 2,400 casos positivos de Covid-19, de los cuales 47 han terminado con la muerte del paciente.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG