El crucero Zanndam, que transporta a más de mil ochocientos pasajeros entre huéspedes y tripulantes, no ha podido desembarcar en ningún puerto debido al cierre de fronteras por el brote de Covid-19.

A bordo, un total de 77 personas presentan síntomas propios del Coronavirus. 

El barco zarpó de Buenos Aires el pasado 7 de Marzo, una semana antes de que el virus fuera clasificado como pandemia por la OMS.

La compañía Holland America, dueña del crucero, decidió suspender todas sus rutas ante las medidas tomadas para la contención de la enfermedad.

 

El aviso sorprendió al Zanndam cerca de Chile, donde pretendió hacer una parada en Punta Arenas. El objetivo era que los tripulantes pudieran tomar vuelos que los regresaran a sus países de origen.

Sin embargo, el desembarco fue negado por autoridades chilenas como medida de prevención.

En Valparaíso se les permitió anclar por un día para reabastecerse de medicinas y provisiones, pero ningún pasajero pudo tocar tierra ante las dudas medidas de restricción.

El crucero tiene previsto llegar a Fort Lauderde, Florida, el 30 de Marzo. Por el momento, el futuro del buque y los pasajeros continua siendo una incógnita.

 

DOS REGIOS A BORDO 

Joel González y Yadira Garza, oriundos de Monterrey, se cuentan entre los pasajeros varados dentro del Zanndam.

La pareja celebraba su luna de miel, y abordó el crucero desde el 7 de Marzo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Desde que se confirmó el confinamiento, el 22 de Marzo, los recién casados no han podido abandonar su camarote, en donde personal del barco les provee de comida.

Las áreas comunes, como restaurantes y zonas de esparcimiento, permanecen cerradas a los huéspedes. Personal no esencial del buque también se encuentra en aislamiento.

El Zanndam se encuentra anclado actualmente en Panamá, donde tampoco se les permite desembarcar.

Trasciende que un grupo de médicos zarpó desde Puerto Vallarta para alcanzar al crucero en su recorrido. Pretenden realizar pruebas a tripulantes y proveer atención a los infectados.

Hasta entonces, no se sabrá si a bordo hay un número mayor de casos del que se reportó anteriormente.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: