En plena contingencia por el Covid-19, el precio del kilo de tortilla registró incrementos en diversas zonas del País, llegando a costar hasta 20 pesos en algunos expendios.

Las zonas donde el producto se reportó como encarecido fueron CDMX, Hidalgo y algunas entidades al Norte del País.

Apenas ayer, Graciela Márquez Colin, titular de Economía, aseguró en conferencia que se tenía garantizado el abasto de productos básicos hasta por cien días.

La secretaria también mencionó que el precio de la tortilla «estaba siendo monitoreado».

Tenemos una reserva de básicos para cien días; esto es muy importante, porque va a ser crucial que se sepa en todo momento que hay disponibilidad de productos básicos por las medidas que se tomaron por la presencia del Covid-19 en el País

Cabe resaltar que dichos aumentos se registraron sólo en expendios, pues en almacenes el kilogramo se sigue ofertando en un promedio de 11 pesos.

 

NO HAY JUSTIFICACIÓN PARA AUMENTO – PROFECO

Mientras tanto, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, negó que existan elementos para encarecer el producto y llamó a los productores a solidarizarse.

El maíz no ha subido, tampoco el transporte que tiene influencia directa en el precio; incluso la gasolina tiene un precio más bajo.

Señaló, además, que los incrementos no representan una generalidad, pues sólo algunas agrupaciones productoras, de las más de cien que existen en el País, fueron las que incrementaron el costo de la tortilla.

Sheffield recomendó a los consumidores hacer sus compras en expendios que no hayan incrementado el precio, y reportar a quienes sí lo hayan hecho.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: