Si eres de las personas que sufren de caries, mal aliento o pérdida de piezas por una mala salud bucal, debes de tener cuidado también con tu cerebro.

Recientemente un estudio reveló importantes descubrimientos entre la salud bucal con trastornos mentales como la depresión y la ansiedad.

Un especialista en neuropsiquiatría señaló que este vínculo tan inesperado tendría su origen en la inflamación que produce la mala salud bucal en algunas zonas del sistema nervioso.

Por medio de un comunicado, el especialista identificado como Edilberto Peña de León, dijo que las personas con depresión y ansiedad suelen limpiar excesivamente sus dientes y encías, o por lo contrario, abandonan por completo su higiene dental.

Otra situación que vincula a las enfermedades mentales con la mala salud bucal es que las personas con padecimientos mentales suelen rechinar de forma excesiva los dientes.

¿Cómo tener una salud bucal óptima?

Si deseas tener una boca saludable, la American Dental Association recomienda:

  • Cepillarse los dientes tres veces al día, con un cepillo de cerdas suaves.
  • El tamaño y la forma del cepillo deben adaptarse a la boca del usuario y permitirle llegar a todas las zonas con facilidad.
  • Sustituir el cepillo de dientes cada tres o cuatro meses, o antes si se las cerdas se desgastan. Un cepillo de dientes desgastado no servirá para limpiar los dientes.
  • Usar una pasta dental fluorada.


Te podría interesar: