De las 503 empresas de gran tamaño en el estado, solo unas 72 se encuentran activas, 154 han detenido sus actividades y 277 operan parcialmente.

Así lo informó el Secretario de Economía y Trabajo del Estado, Roberto Russildi quien confirmó que las empresas locales han estado “cerrando” de manera progresiva.

Sobre todo desde este pasado fin de semana, cuando empezaron a sostener reuniones con las empresas para informarles.

Así como dar a conocer que en caso de incumplir, habría sanciones.

Russildi también detalló que todas las pedreras en el estado han suspendido las operaciones, salvo una porque uno de los productos que obtiene se utiliza en una industria esencial.

Pero el resto están cerradas por que no se puede hacer obras de “bacheo”. Y aunque no se puede obligar a los alcaldes a dejar de hacerlo, sí pueden detener la operación de las empresas que crean el producto.

Por su parte, en la misma conferencia estuvo el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el estado, Aarón González Vázquez.

Quien confirmó que no hay razón para que se eleven los precios en este tiempo, menos de los productos básicos.

Por lo que estarán vigilando y atendiendo denuncias sobre el tema.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: