Ante la pandemia de coronavirus o también conocido como Covi-19, ha obligado a todo el mundo a una cuarentena obligatoria para evitar más contagios.

Este aislamiento y distanciamiento social conlleva muchos problemas, y uno de ellos es la salud mental, ya que podría llevarnos a un cuadro de depresión y ansiedad.

Un estudio reveló que es importante mantenerse ocupado con otras actividades, pues ya depresión o episodios de ansiedad y estrés, las personas estarán en menor riesgo de que su sistema inmune se deteriore y cause baja en las defensas.

El eje psiconeuroinmunoendocrinológico explica las consecuencias de afecciones mentales en el resto del cuerpo, por lo cual es necesario tener un balance en todo aspecto.

Aunque cada uno reaccionamos de modo distinto a situaciones estresantes, una epidemia infecciosa como la que padecemos nos podría llevar a estos tipos de problemas.

Se recomienda hacer ejercicio dentro de casa, no dejar de lado el contacto con la gente mediante videollamadas, además de cocinar sus propios alimentos, todo ellos en compañía de menores del hogar según sea el caso.

Si usted o alguien cercano ha experimentado alguna de las reacciones enunciadas durante más de quince días, llame a su centro de salud para valorar si precisa una atención especializada.

Debe tener siempre presente el riesgo que puede causar a si mismo o a los demás en su entorno si no sigue el aislamiento indicado. La percepción pública (en la calle) del riesgo de una pandemia de este tipo es muchas veces difusa y poco clara.


Te podría interesar: