Los perros y gatos finalmente han sido considerados como mascotas en China, cuando anteriormente eran considerados ganado.

Es la primera vez que estos animales considerados de compañía han salido de la lista de animales combustibles.

Cabe señalar que en China el consumo de su carne es realmente hecho por una minoría.

Dicha disposición ha sido publicada por el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales.

El anuncio ha sido aplaudido por defensores de animales en todo el mundo. Ya que se trata de una práctica cruel e inhumana, como lo han señalado algunos.

“Buenas noticias. El Gobierno chino declara que los perros son compañeros y no comida, en un movimiento que podría encausar el camino para terminar con el consumo de carne de perro”, explicó el Humane Society International (HSI).

Según estimaciones no oficiales, en el país asiático se matan unos 10 millones de perros por año para su consumo. Específicamente en el festival de la carne de perro de Yulin.

Mismo evento que ha sido considerado como cruel, ya que los cachorros son golpeados hasta la muerte.

Cabe señalar que este anuncio se da después de la prohibición en el mismo país del comercio y consumo de animales salvajes.

Sobre todo ya que se sospecha el Coronavirus o Covid-19 podría haber llegado al humano a través de consumo de animales salvajes.

Hay que recordar que China fue el país donde se originó el brote, específicamente en la ciudad de Wuhan. Los especialistas han señalado un mercado de animales exóticos en esta ciudad como el origen del virus a finales del año pasado.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: