El Papa Francisco ha ordenado la creación de una comisión que analice la posibilidad de permitir el diaconato en mujeres.

Mediante un comunicado de prensa del Vaticano, se informó que el cardenal Giuseppe Petrocchini liderará al equipo de expertos que analicen el tema.

En la comisión participarán académicos provenientes de Europa y Estados Unidos; cinco hombres y cinco mujeres.

El diaconato es un cargo eclesiástico que dota a quien lo obtienen de realizar actividades en nombre de la Iglesia.

Representa el primer grado de ordenanza en la Iglesia católica, y se le considera el paso previo al sacerdocio.

Históricamente, las mujeres no pueden ser ordenadas en diaconato; sin embargo, los hombres pueden ejercerlo incluso al haber contraído matrimonio.

Aunque dentro de las facultades del diaconato no se encuentra la de estar al frente de la misa, las mujeres podrían conducir ceremonias sacramentales como el bautismo.

 

DECISIÓN CONTROVERSIAL 

Esta no es la primera vez que se crea una comisión encargada de discutir acerca otorgar el diaconato a mujeres dentro de la Iglesia.

En 2016, se formó un equipo multidisciplinar encargado de debatir en torno al mismo tema, pero no llegó nunca a un consenso. 

El tema resurge, sin embargo, por la necesidad que tiene la Iglesia en adaptarse al reclamo de paridad de género de muchos de sus fieles.

Además, en ciertos rincones del mundo, la ausencia de sacerdotoes o diaconos pudiera ser solventada si se cuenta con mujeres que puedan hacer las mismas funciones.

Es el caso de Brasil, en donde después del Sínodo de la Amazionia, clérigos locales pidieron al pontífice volver a indagar en el tema debido al reducido número de oficiantes en la zona.

Quienes están en contra, sin embargo, argumentan que la posibilidad del diaconato sólo abre la puerta para un ‘camino más difícil’ en el que se pedirá que las mujeres puedan ser ordenadas sacerdotisas en el futuro.

 

 

TAMBIÉN EN EL BLOG