La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), suspendió a 68 tortillerías por aumentar los precios de sus productos.

Los establecimientos fueron clausurados gracias a un operativo realizado en las 38 principales ciudades del país, donde se colocaron sellos de suspensión por vender injustificadamente alto el precio del kilo de tortilla.

Algunos negocios incrementaron de $4.00 a $6.00 pesos el kilo de la tortilla con respecto al precio regular.

Estamos cerrando tortillerías que no están respetando los 15.50 pesos, que es el precio promedio del kilogramo de tortilla en el país“, dijo el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla.

Ricardo Sheffield Padilla ya había dicho en días atrás que estarían monitoreando el precio de la canasta básica y a los establecimientos para evitar abusos por parte de los comerciantes, en lo cual en caso de hacerlo se podrían poner multas de hasta 3 millones de pesos.

Para que las tortillerías puedan continuar con la venta, deberán bajar el precio de la tortilla a su normalidad y de igual forma, se seguirán monitoreando los locales.

En caso de recaer en el aumento de precio injustificado, serán acreedores a las multas impuestas por la Profeco.

Profeco suspendió 68 tortillerías

Te puede interesar: