En Nueva York, epicentro del brote de Covid-19 que azota a Estados Unidos, se han tenido que realizar entierros masivos por la inusual cantidad de cadáveres que ha provocado el virus.

La medida es la respuesta del gobierno neoyorquino a la saturación de morgues y funerarias. 

En dichas fosas se entierra a personas que cuyos cuerpos no fueron reclamados por familiares después de 14 días.

Estados Unidos es el país con más infectados en el mundo, con poco más de 450 mil casos confirmados. Entre ellos, se cuenta a 16 mil muertos.

El rostro de la pandemia en EU es precisamente su ciudad insignia, Nueva York, en donde ya se confirmaron 159 mil casos y fallecieron más de 7 mil personas.

Estas cifras convierten a la Gran Manzana en la ciudad más afectada por Covid19 del planeta.

Ante la crisis, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasioha dispuesto que los entierros en fosas comunes se realicen en Hart Island. 

 

LA ‘ISLA DE LOS MUERTOS’ 

Hart Island, una isla de kilómetro y medio de largo, ha sido históricamente utilizada para enterrar cadáveres que no son reclamados o a personas cuyas familias no pueden costear un funeral.

El alcalde de la ciudad ya había mencionado durante la semana la posibilidad de realizar ‘entierros temporales‘ en atención a la crisis sanitaria.

Recientemente, un dron captó imagenes en donde se muestran dichos entierros masivos, realizados por personal portando equipos de protección médica.

Los entierros en la isla son casi siempre realizados por internos de Rikers Island, complejo carcelario cercano.

Sin embargo, por lo atípico de la situación, la ciudad de Nueva York ha tenido que recurrir a contratistas especializados para dicha labor.

Fuentes cercanas aseguran que, en circunstancias normales, se realizaban hasta 25 entierros semanales en la isla.

A raíz del Covid-19, sin embargo, los entierros pasaron a superar la veintena diaria, realizándose hasta cinco días a la semana.

 

MÁS NOTAS DEL BLOG: