El senador Bernie Sanders anunció este miércoles que suspenderá su campaña por la presidencia de Estados Unidos luego de que las tendencias en las elecciones primarias no le favorecieron.

Esto coloca al ex-Vicepresidente, Joe Biden, como el virtual candidato del Partido Demócrata, que busca impedir la reelección de Donald Trump en Noviembre.

 

En el mensaje, compartido en Twitter a través de la cuenta del propio Sanders, el ex-candidato aseguró que su propuesta ganó el ‘debate ideológico‘.

Mucha gente ahora cree que debemos elevar el salario a al menos 15 dólares la hora, que debemos garantizar la salud como un derecho para todos, que debemos transformar nuestro sistema energético, que la educación superior debe estar disponible para todos

La plataforma del Senador, abiertamente socialista, se basó siempre en la defensa de poblaciones vulnerables, el acceso universal a la salud y una política ecológica responsable. 

Ello le proporcionó un gran porcentaje de voto entre minorías, académicos y los jóvenes.

Al mismo tiempo, lo alejó de ser un candidato ‘unionista’ para sectores más conservadores del Partido Demócrata.

Las medidas derivadas del brote de Covid-19 en Estados Unidos lo obligaron a suspender los actos masivos en sus campaña, que había perdido fuerza luego de que Biden se proclamó ganador del ‘Super Martes’.

 

DESATA REACCIONES DE ALIADOS Y ADVERSARIOS

La salida de Bernie Sanders de la carrera presidencial de Estados Unidos desató reacciones entre los principales actores políticos del país.

Joe Biden, rival de Sanders en las primarias, reconoció a Bernie como un ‘gran hombre y líder’, al tiempo que lo invitó a sumarse a los esfuerzos para derrotar a Trump en Noviembre.

Del otro lado del espectro, el Presidente Donald Trump celebró que Sanders haya abandonado la carrera, invitando a sus seguidores a pasarse al Partido Republicano.

El mandatario agradeció incluso a Elizabeth Warren, candidata demócrata durante las primarias, el haber impedido el triunfo de Bernie en Estados clave.

Las elecciones presidenciales que enfrentarán a Trump y Biden serán celebradas durante Noviembre, en un país aún en vilo a causa de la pandemia.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG