El alcalde del municipio de Cadereyta Jiménez, Ernesto Quintanilla, decretó ley seca de forma permanente hasta que concluya la cuarentena ordenada por el Gobierno Federal.  

“Probablemente seamos de los pocos o los únicos que vamos a tomar esta decisión cómo es el caso del cierre total de todos los depósitos o qué vendan bebidas alcohólicas”, indicó Ernesto Quintanilla.

De acuerdo con el presidente municipal el encierro provocó un incrementó en el consumo de alcohol y a su vez detonó la violencia de género.  

“En Cadereyta traíamos violencia de género antes de la pandemia, después de esto se nos subió 37 por ciento más, y de ese aumento, en el 22 por ciento hay casos de alcohol”, señaló el Munícipe Quintanilla.

Ernesto Quintanilla dio a conocer que prohibirá la venta de bebidas alcohólicas debido a la pandemia del coronavirus y por el aumento de casos de violencia de género que se ha tenido durante esta cuarentena en el municipio y quien no acate las medidas, tendrá consecuencias. 

“Si no hacen caso vamos a clausurar el depósito, la tienda de autoservicio donde se esté vendiendo este tipo de productos”, comentó el alcalde de Cadereyta.

Agregó que la medida se da luego de que la Secretaría de Seguridad Pública le hizo un balance de la problemática de violencia de género que ha tenido el municipio a partir de cuándo se dio a conocer el tema del Covid-19 y se observó que se ha tenido un aumento de más del 30 por ciento. 

Además, el edil Ernesto Quintanilla dijo que van a tomar muy enserio estas acciones y que también implementarán programas sociales. 

“Las acciones que vamos a tomar van a ser acciones ya más rígidas más fuertes dónde vamos a poner en marcha programas sociales para nuestra gente”, apuntó Quintanilla.

La suspensión de la venta de bebidas alcohólicas permanecerá mientras dure la contingencia por la pandemia de Covid-19. 

Te podría interesar: