Como una forma de conmemorar a quienes prestan su vida en beneficio de los enfermos y heridos del mundo, hoy se celebra internacionalmente el Día de la Cruz Roja.

La fecha es en honor de su fundador, el filántropo suizo Henri Dunant, que nació un día como hoy pero de 1828.

Desde hace más de 150 años, la Cruz Roja ha prestado servicio de auxilio indiscriminado a millones de personas, convirtiéndose en el movimiento humanitario más grande del mundo.

 

FUNDACIÓN DE LA CRUZ ROJA

Durante un viaje de negocios, Dunant se encontró accidentalmente atrapado en medio de la Batalla de Solferino, que enfrentaba a franceses, austriacos y piamontinos al norte de Italia.

Dunant quedó impresionado con la cantidad de muertos y heridos, y decidió organizar a gente de pueblos cercanos para que prestaran ayuda a quien lo necesitara.

Al grito de ‘¡Tutti frattelli!‘, que en italiano significa ‘todos hermanos‘, Dunant concibió, sin saberlo, el principal estatuto de la organización: el de auxiliar a cualquier persona, sin importar nacionalidad, raza o religión. 

 

INTERNACIONALIZACIÓN DE LA CRUZ ROJA

Tras el viaje que le cambiaría la vida, Dunant llevó la iniciativa a la Sociedad de Utilidad Pública de Ginebra, en su natal Suiza, para que le apoyaran con la fundación.

Así fue como se constituyó el Comité Internacional de la Cruz Roja, aprobado por el gobierno suizo y otros doce estados europeos.

El inicio no fue sencillo, pues a pesar de su carácter humanitario, en muchos conflictos no se respetó el servicio que prestaban. 

A pesar de las dificultades, la Cruz Roja siguió con su tarea de auxilio internacional, y poco a poco, llegó a ser la organización humanitaria más reconocida del mundo.

La conmemoración de este año queda marcada por la pandemia global provocada por el Covid-19.

Sólo en México, la Cruz Roja ha prestado servicios de traslado, primeros auxilios, detección y tratamiento a personas infectadas por la enfermedad.

 

TAMBIÉN EN EL BLOG: